LECTURA SUPERFICIAL

Bolígrafo y lápiz sobre papel. 

30x30 cm

1/6

Lectura superficial es una reflexión sobre el significado de imágenes en un contexto histórico cambiante, en las que el libro tiene diversas interpretaciones.

Resulta interesante plantearse qué libros leían las modelos de los cuadros, si realmente los leían, si los escogían...
La categoría "Mujer leyendo" ha sido una más entre las diferentes escenas que se acostumbraba a pintar y que podemos observar en la Historia del Arte,sin embargo,  recordando unas palabras de Juan Luis Vives: “la mujer no debe seguir su propio juicio, pues tiene muy poco. Debe leer únicamente lo que los hombres consideran apropiado y beneficioso para su educación como mujeres” .

Por tanto, como reflexiona Virginia Woolf en una habitación propia, existe una extraña relación entre la mujer representada (entendiendo representada como sujeto de escenas pictóricas, personaje de literatura, etc) y la mujer real : "En realidad, si la mujer no hubiera existido más que en las obras escritas por los hombres, se la imaginaría uno como una persona importantísima; polifacética; heroica y mezquina, espléndida y sórdida, infinitamente hermosa y horrible a más no poder, tan grande como el hombre, más según algunos. Pero ésta es la mujer de la literatura. En realidad, como señala el profesor Trevelyan, la encerraban a llave, le pegaban y la zarandeaban por la habitación". 


La pieza se enmarca en la misma categoría de "mujer leyendo", pero en este caso la figura emerge del texto, son las propias palabras las que crean y dan forma. Palabras escritas por mujeres que se tornan visibles mientras que la figura que es una copia de cuadros de artistas como Matisse, Eybl, o Hopper se vuelve una mera silueta dando real importancia al texto de escritoras como Djuna Barnes, Simone de Beavoir, Jane Austen o Virginia Woolf.

  • Facebook

© 2019 by Beatriz Díaz Lucido.

bdl blan.jpg