RESCOLDOS

Espejos intervenidos con fuego en la parte posterior.

Dimensiones variables.

Acercarnos a un espejo es un acto de búsqueda, sabemos lo que encontraremos en su reflejo. Estos espejos, sin embargo, niegan el reflejo al espectador, su imagen no aparece, lo que se muestra es el rastro del fuego, la huella de la intensidad del incendio que ha marcado y creado la obra a su propia voluntad. 

Esta pieza es una reflexión sobre la naturaleza humana, sobre el acto de buscarnos en el espejo esperando encontrarnos, cuando lo único que muestra el espejo, es la imagen reflejada, la huella del tiempo y de la vida, simbolizada a través del fuego, es mucho más veraz.

Beatriz Díaz Lucido
 

  • Facebook

© 2019 by Beatriz Díaz Lucido.